domingo, 4 de marzo de 2012

LA EXPANSIÓN DEL CULTIVO DEL MAÍZ EN EL SIGLO XVII.




A partir de la segunda década del siglo XVII el cultivo del maíz se expandió con rapidez en nuestra comarca. Debido a la falta de series decimales, nos es imposible determinar cuantitativamente la rapidez de propagación de la nueva planta. Solo hemos logrado reunir testimonios literarios y datos puntuales que acreditan que se produjo con velocidad por su perfecta adaptación a las condiciones climáticas y físicas de la zona.

En relación con los datos que tenemos para 1630-1640, hacia 1635 el beratarra Pierres de Yturria testificaba en un proceso que “la experiencia le dice es importante se agan nuevas roturas porque en esta villa se an echo algunas de ocho años a esta parte y se recoxe trigo y maíz y mixo para el sustento con lo qual dexan de yr a Francia por grano u por lo menos tienen menos necesidad que antes”1. En Etxalar, donde según un proceso, hacia 1608-1609 sólo se diezmaba trigo y mijo2, el maíz había adquirido su importancia hacia la década de los treinta, ya que en 1637 los sembrados echados a perder por las tropas francesas era “assí de trigo como de maíz, mijo y lino”, en ese orden3.

Acerca de los años cuarenta, en 1643 en el molino de Narbarte se molía trigo, maíz y mijo4. En Lesaka en 1645 el ayuntamiento concedía terrenos comunales a vecinos “para sembrar trigo y mayz”5. En 1646 en el inventario de una vecina de Ezkurra constan “diez y seis robos de mijo, los doce de maiz y quatro de mijo menudo más veinte robos de trigo”6.

Acerca de los años cincuenta, en 1659 el viajero francés François Bertaut describía la cuenca bidasotarra como tierra de maíz.

Con todo, es posible que la expansión no fuera cronológicamente uniforme en todas las zonas, dándose con posterioridad en las zonas más interriores. En Baztán se ha comentado que la introducción del maíz habría tenido lugar en los años cuarenta7.

En 1699 la cosecha de trigo en Bera se reducía a 3.600 robos, cantidad que sobrepasa en unos mil robos la cosecha de trigo en los quinquenios 1776-1781, estimada a partir de las series de diezmos que se conservan en el archivo de la catedral de Pamplona, lo que cuantifica en sentido negativo la preponderancia que para esa época había alcanzado el maíz sobre el trigo. Hay que recordar que en los cinco pueblos de Bortziriak se cultivaban en esos años de media en cada año, según nuestros cálculos, 44.952 robos de maíz y 5.563 de maíz. O sea 6,8 veces más. Por pueblos, las producciones eran las siguientes: en Arantza, de 8.806 y de 1.299 robos; en Etxalar, de 8.546 y de 810; en Lesaka, de 11.956 y de 1.182; en Bera, de 10.680 y de 2.688; y en Igantzi, de 4.964 y de 584.

Fernando Mikelarena

1Archivo General de Navarra, Real Consejo, Procesos, Legajo 3172 (1636), Carpeta 2, folio 87.
2Archivo Diocesano de Pamplona, Huarte, 458-21.
3Archivo Diocesano de Pamplona, Olllo, 760-7.
4Archivo General de Navarra, Sección de Protocolos notariales, Notaría de Santesteban, Escribano J. Almándoz, Legajo 62, 1648, Documento sin número.
5Archivo Municipal de Lesaka, Libro de arrendaziones de esta villa desde el año de 1631 hasta el de 1652, folio 99.
6Archivo General de Navarra, Sección de Protocolos notariales, Notaría de Santesteban, Escribano P. Dolarea, Legajo 59, 1646, Documento sin número.
7A. Arizcun Cela, Economía y sociedad de un valle pirenaico del Antiguo Régimen. Baztán, 1600-1850, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1988, 209.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada